MANZANAS, UVAS Y MELONES AYUDAN A PURIFICAR EL TORRENTE SANGUÍNEO