La policía está investigando si los agentes que estaban en el hospital hicieron lo suficiente para ayudar a “Junior”

La policía está investigando si los agentes que respondieron al llamado del 911 hicieron lo suficiente para ayudar a Lesandro “Junior” Guzmán-Feliz, de 15 años, mientras yacía moribundo en la acera en el Bronx después de haber sido atacado con cuchillos y un machete, dijeron fuentes policiale.

La investigación está examinando si los oficiales posiblemente no proporcionaron suficiente ayuda al adolescente ya que estaba sangrando por el cuello frente a un hospital, dijeron las fuentes.

Es posible que los oficiales puedan enfrentar cargos disciplinarios, dijeron las fuentes.

El video en el que aparecen los oficiales muestra lo que se convertirían en los momentos finales de la joven vida de Guzmán-Feliz.

Guzmán-Feliz había sido sacado de una bodega en East 183rd Street y Bathgate Avenue el 20 de junio y atacado por un grupo de hombres, armados con cuchillos y machetes, que lo atacaban mientras luchaba por defenderse. Él fue acuchillado en el cuello.

El video muestra al niño de 15 años tambaleándose de vuelta a la bodega, suplicando ayuda. Cuando parece que no recibió la ayuda que tan desesperadamente necesitaba, se dirigió hacia el Hospital St. Barnabas, a tres cuadras de allí. Se desplomó en la calle frente al hospital.

El asesinato desató la indignación generalizada de la comunidad por la violencia de las pandillas y la falta de ayuda que se le dio al niño moribundo, que era parte del Programa de Exploradores de NYPD y tenía sueños de convertirse en detective.

Una petición ha circulado llamando a la bodega donde fue atacado para que se cierre permanentemente.

Los investigadores dijeron que parece que Guzmán Féliz fue asesinado en un caso aparente de identidad equivocada y el asesinato fue obra de la pandilla Trinitarios.

Ocho hombres, todos los cuales se sospecha son miembros de esa pandilla, han sido arrestados en relación con la muerte de Guzmán-Feliz.

La misma pandilla ha sido culpada por un apuñalamiento que ocurrió dos días antes de que Guzmán-Féliz fuera asesinado y los investigadores dijeron que los ataques están conectados.

En el otro incidente, un niño de 14 años fue perseguido desde un parque hacia el Bronx River Parkway donde lo apuñalaron repetidamente y lo dejaron por muerto. Fue llevado a un hospital en estado crítico y perdió un riñón.

NO OLVIDES COMENTAR Y SUSCRIBIRTE PARA QUE SEAS EL PRIMERO EN RECIBIR NUESTRAS NOTICIAS